Cuida tu matrimonio

 

Por: Allyson Manrique de Cepeda
Un matrimonio es como un jardín protegido puro e inalterado.  Pero el diablo mira hacia adentro del matrimonio, con ganas de venir y destruirlo. Así que todo aquel que valora su jardín construye fuertes muros a su alrededor como una muralla. Y a menudo, hay otras defensas también. Las amenazas en sí mismas se pueden reducir en gran medida.
Con esfuerzo constante y el compromiso de proteger y defender el territorio a cualquier precio, defensas fuertes pueden ser construidas para soportar las fuerzas desplegadas contra tu matrimonio.

Toma la iniciativa

Tú debes tomar la iniciativa para defender tu matrimonio, para defender tu territorio que establecieron con tu cónyuge y Dios. Es importante defender a tu cónyuge, que este sea tu enfoque en este mundo. Configurar las coberturas en conjunto, los límites que les ayudan a definir sus medidas de seguridad necesarias, y aprender a decir no a las situaciones que puedan poner en peligro su cobertura.

Orando creas campos de defensa

 

Al pensar en las defensas de hoy, pide a Dios revele dónde están tus puntos débiles y los de tu cónyuge, e idea algunas maneras de ayudar unos a otros a defender su «jardín» juntos.
Atrapen todos las zorritas, esas zorras pequeñas, antes de que arruinen el viñedo del amor, ¡porque las vides están floreciendo ! Cantar de los Cantares ‭2:15‬ ‭

Las pequeñas zorras son problemas que no vemos

 

Las pequeñas zorras son astutas, nunca roban de día. Las zorritas roban de noche, cuando dormimos. Estas zorritas destruyen nuestros viñedos y actúan forma diferente de las zorras adultas. Ellas socavan las plantas porque no alcanzan los frutos.  Y con esto condenan las plantas a no dar más fruto. De ahí que son más peligrosas.
Estas pequeñas zorras, representan áreas de nuestra vida que no hemos sometido al Señor. Áreas que pueden no ser pecados obvios, sino aquellos que pasamos por alto con facilidad. Ejemplo es: el miedo, el temor, malos pensamientos, malas actitudes, débiles auto estimas, celos.

Pidamos sabiduría

 

Pidamos a Dios sabiduría y que nos revele cuales son aquellas zorritas emocionales a las que , sin saber, podemos dar cabida y permitir que nos destruyan; levantemos muros, cuidemos y defendamos nuestro pacto, nuestro matrimonio, nuestro jardín.

—-¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!—-

 

Allyson Manrique de Cepeda escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @AllysonManrique
Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios 
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. En  caso de compartir, agradecemos tu integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Publicado por No Más Divorcios

El matrimonio como la primera institución creada por Dios para cumplir su misión en la tierra, el cual ha sido atacado desde el principio y hasta nuestros días; necesita ser fortalecido ante tantos desafíos que enfrenta diariamente. Reconocemos la necesidad urgente de desarrollar matrimonios y familias fuertes, que reflejen a Dios, siendo luz y sal en el lugar donde se desenvuelvan.

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. deseo contar con su apoyo espiritual y de consejeria. mi matrimonio esta destruido, mi esposo se fue de casa hace unos años, viene eventualmente una vez al mes a ver a los hijos. tenemos 21 años juntos. el año 2016 le nacieron dos niños con otras mujeres. el no ha sido convertido a cristo. anada en un mundo de pecado: fornicacion, lascivia, alcoholismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.