Por mi Culpa mis Papás Llegaron al Divorcio

Cómo Ven los Niños al Divorcio.

 

Algo a lo  que los niños le temen más que los adultos es al divorcio. Tomemos muy en serio el corazón de los más pequeños de los hijos de Dios.

Soy maestra desde hace cinco años. He visto crecer a muchos pequeños y cada año es diferente. Cada grupo tiene sus particularidades. Este año ha sido peculiarmente  difícil. La crisis dentro de las familias es evidente y cada vez es más aguda. Este año ha marcado mi corazón de manera intensa.

Era un día común y corriente. Un día de clases, nueve de la mañana. Me encontraba impartiendo la clase de Educación Cristiana. En un salón de primaria  y conversábamos sobre el propósito de Dios para la familia y como la familia de Jesús fue formada. Hablamos del anuncio de su nacimiento, la visita de un ángel y la sorprendente respuesta de la joven María. Leímos que su prometido José estuvo a punto de romper su compromiso.

He impartido esta clase durante años y nunca me habían preguntado ¿Por qué José quiso marcharse? Fue difícil explicar que en ese tiempo era considerado un delito el concebir y dar a luz un bebé fuera del matrimonio.

 

Niños Abriendo su Corazón

 

 

Uno de mis pequeños estudiantes comento: -pero ahora si se puede, ¿verdad maestra? ¿no hay problema con que una mujer tenga a un niño sola? -a lo que respondí- -Dios anhela que todos los bebés nazcan con una mamá y un papá. Él diseñó a la familia para proteger a los más pequeños, mientras crecen; todo niño necesita a su mamá y a su papá. -Esta respuesta desató uno de los momentos más difíciles de mi carrera como docente-.

El pequeño Jorge, fue el primero en alzar su mano y comentar: -entonces mi familia no es como Dios quiere, mis papás se separaron hace varios años, mi mamá sacó sus cosas a la calle y se gritaron tan fuerte que yo tuve que correr a mi cuarto, porque tuve mucho miedo.

Al terminar Jorge,  Marcela agregó: -mis papás se divorciaron hace cinco años, y todo fue mi culpa.

No había terminado de hablar Marcela y casi interrumpiéndole, Pedro dijo: -mis papás se aman pero ya no quieren estar juntos, ya no sé cómo explicarles, que yo deseo que estemos juntos.

Sin pedir la palabra Gustavo comenzó a llorar y expresó: -mi papá se fue hace tres años, ya tiene otro hijo, por eso ya no me quiere a mí.

 

Por si no lo sabias, el corazón de un niño también se derrumba

 

No hubo forma de detener ese triste momento que estaban sufriendo mis niños. Yo no terminaba de procesar lo que había escuchado. Clara interrumpió, nuevamente, diciendo: -yo tenía tres años cuando escuché a mi mamá decirle a mi papá que quería el divorcio, todavía lo gritan cada vez que pelean.

De nuevo intenté detenerlos, no era mi intención entrar en la intimidad de sus familias, pero Mónica me dijo con firmeza: -Maestra, ellos necesitan decirle a alguien como se sienten. -Me quedé con la boca abierta al ver la gran necesidad que había en el corazón de todos ellos-.

 

Dios dice que lo que hacemos a los pequeños a Él se lo hacemos

 

Acto seguido, abandonaron sus escritorios y me rodearon, formando un circulo. Les pedí inclinar su rostro para orar juntos. Al ver que nos disponíamos a orar, Daniel nos contó -yo no oraba hasta que mi papá se fue de casa. He orado durante tres años y no pasa nada. ¿Tengo que dejar de orar para que vuelva? -Pensé ¿Cómo les respondo? ¿Cómo les explico que Dios es Todopoderoso y soberano? Y que en los asuntos de grandes (como ellos nos llaman) ellos no pueden influir, pero que no deben dejar de confiar en Dios-. Hablarles de la soberanía de Dios es complicado, bajo esas circunstancias.

Oramos, lloramos y nos abrazamos. El timbre para salir a recreo sonó. Ninguno de ellos se movía y Natalia alzó su manita mientras decía: -mis papás están divorciados desde hace cuatro años, yo era mucho más pequeña entonces. Peleaban todos los días, pero lo peor fue un día que iríamos al supermercado. Ese día yo me demoré en salir y esto enojó a mi papá. Comenzaron a discutir otra vez; se gritaron, se empujaron uno al otro, les pedí que no pelearan más, lloré hasta quedarme dormida. Al día siguiente mi mami tenía nuestras maletas listas, iríamos a vivir con mi abuela. Natalia cerró diciendo -Si yo no me hubiera tardado tanto aquel día.  -Mientras sollozaba-.

Me Rompió el Corazón.

 

Mamá y papá que lees esta experiencia, ¿Sabes cuánto marca a tus hijos tus discusiones? ¿Tienes una idea de cómo están sufriendo tus pequeños? La idea del divorcio les somete a estrés. ¿Entiendes que el divorcio no es la voluntad de Dios?

Muchos de nosotros hemos olvidado a los más cercanos mientras resolvemos nuestros conflictos personales y matrimoniales. Hemos dejado de ver el rostro triste de quien nos fue entregado, por Dios, para cuidar.

¿Estas acercando a tus hijos al Señor mientras la tormenta azota tu hogar? @LilySanchezDC Clic para tuitear

Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.  Mateo 19:14

¿Estas acercando a tus hijos al Señor mientras la tormenta azota tu hogar? O ¿Se lo estás impidiendo al solo dejarlo ver tu sufrimiento, amargura e ira, mientras buscas el divorcio?

Deseamos que esta reflexión bendiga tu vida. Te invitamos a que te suscribas a nuestro boletín. Puedes hacerlo Pulsando Aquí.

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

Liliana Sánchez de Cerón escribe para No Más Divorcios, es maestra de educación cristiana, y es miembro activa de la Iglesia Maranatha, San Salvador, El Salvador. Puedes seguirle en Twitter @LilySanchezDC

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios . El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. Agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

19 Respuestas a “Por mi Culpa mis Papás Llegaron al Divorcio”

  1. Dios somos tan egoístas en ver sólo nuestro dolor que no vemos tan grande sufrimiento de nuestros hijos tengo 3 hijos de 18,16 Y 15 y mi hija a es la mayor todavía entra en su cuarto a llorar por su papá no está a su lado y hace 3 años de ello 🙁

  2. Buenos días estoy en el proceso de divorcio el demandó y en mi país México las leyes cambiaron aunque yo no estuviera de acuerdo se hará el se fue hace 6 meses conoció alguien y vive con ella y sus hijos el dejo de verlas ellas tenían la esperanzas pero al llegar la demanda se desmoronaron es sumamente complicado mis sentimientos Los he reprimido por ellas sufren y mucho al grado de querer suicidarse una de ellas yo quisiera que volviera esto atrás por ellas aguante muchos años infidelidades y malos tratos por no causar este sufrimiento pero si los padres que se separan siguieran viendo a sus hijos los buscarán y no los dejarán en segunda y hasta última opción no sería tan doloroso por mi parte entregue mi matrimonio a Dios el no quiere nada no puedo hacer más el sigue hiriendolas al ignorarlas al no buscarlas el vive su vida yo deseo que mis hijas estén bien así que trato que mi hogar haya pazno quejas no resentimiento aunque a veces es difícil ay que luchar lo posible para que más matrimonios no terminen en separación y más niños sufran

    1. Susana, enfocate en buscar la felicidad que solo viene de Dios. Tú vas a bendecir a tus hijas y las vas a contagiar del gozo. Tu esposo esta secuestrado en este momento; pero Dios volverá al cautivo a su casa si esta casa no se aparta de la santidad y consagración a Dios. Sean felices ustedes, eso bendecirá al que esta ausente.

  3. Yo tengo 3 meses separada y vivo en casa de mi mama tengo 3 hermosos hijos me separe por errores que cometimos ambas partes mis hijos oran todos los dias para ver un milagro de Dios en nuestro hogar y la verdad me derrumbo al ver que aun no pasa nada y ver que ellos sufren por vernos vivir juntos el si los ve y los busca pero de mi no quiere saber nada y solo espero que Dios sea quien toque su corazon

    1. Vamos a ver, una restauración es una situación que viene como consecuencia de tu obediencia. Si tu estas viendo a tu cónyuge como un ídolo y eso le estas inculcando a tus hijos, muy pronto ellos van a dejar de confiar en Dios; y todo porque se pide mal. Tú cumple con Dios lo que prometiste al casarte. Tú no juraste estar triste, juraste amar ¿cierto?. Adoremos a Dios y al cónyuge amémole.

  4. Hola, tengo dos pequeños, uno de 5 años y otro de 3; pero es mi hijo mayor el que tiene una mirada muy triste, hace dos años que mi esposo se fue de casa, y el esta muy afectado, se distrae en clases, pareciera que no le interesa ir a la escuela, yo he tratado de cuidar su corazón, pero siempre ha sido muy difícil, lastimosamente estas situaciones sólo las percibimos los que nos quedamos, porque para el que se va todo esta bien.
    Que la misericordia de mi Señor sane el corazón de estos pequeños en el Nombre de Jesús.

    1. Si el chico te ve feliz a ti será contagiado; por el contrario, si te ve triste, de tristeza se llenara. Seamos felices los que estamos y así bendecimos al que falta.

  5. Yo tengo 2 hijos el varon de 18 y la niña de 14 la niña es la que sufre porq su papa quiere el divorcio aunq el vive todavia en la casa pero con migo no quiere nada me ha aislado de todo y yo sufro por eso el tiene otra mujer . yo he empezado a ir a la iglecia oro a dios a cada momento por la restauracion de mi matrimonio pero cada dia siento mas alejado a.mi esposo de nosotros a pezar que voy a la iglecia aveces pierdo la fe por el comportamiento de el

    1. Tu error es que vas a la iglesia para que tu esposo no se vaya de casa. A la iglesia vamos a tener relación con Dios. Ve a buscar a Dios y conocerle, entonces sabrás lo que debes hacer con tu esposo. Y cuando actúes bajo el consejo de Dios, aun cuando tu esposo se marche, siempre estará en su corazón volver a casa. Tu hija debe aprovechar el tiempo con su padre, no para recriminar ni andar con cara larga, mas bien debe de tener relación con él, estrechar el vinculo.

  6. Nos separamos con mi esposa hace un año y medio , tenemos dos hijas de 5 y de año y medio , y la verdad no sé cómo va a fectar esto a las niñas , le he pedido perdón a Dios por los horrores que cometí con mi esposa, al final me sacó de la casa y se acompañó con otra persona y no sé cómo viven las niñas esa situacion de ver a otra persona que no es su papá , mi hija mayor miente mucho y le gusta bailar y la más chiquita llora y grita por cualquier cosa , SOLO LE PIDO A DIOS QUE ME AYUDE A GUARDAR EL CORAZON DE MIS HIJAS , mi esposa ha tramitado el divorcio , ella y yo somos cristianos y servimos en la escuela bíblica de la iglesia pero ella tomó la desviación de ya no servir en el ministerio y seguir con su vida, YO ME HE QUEDADO SIEMPRE EN LA IGLESIA YTOME LA DESCION DE NO INVOLUCRARME CON OTRA PETSONA PORQUE A PESAR DE LO QUE SOY Y LOS ERRORES QUE COMETI EN MI MATEIMONIO SIGO RESPETANDO A MI ESPOSA, EL PACTOQUE HICE CON ELLA Y ADIOS. Es duro todo esto solo le pido a Dios que tenga misericordia de nosotros. Amén.

    1. Gerardo, tienes que dejar que Dios haga su trabajo. Tu esposa tendrá que sufrir por ir tras el pecado. Cuando ella vuelva en sí, tú debes estar más que listo; restaurado, trabajando fuerte y lo más importante: con una estrecha relación con Dios.

  7. Bellas y reconfortantes palabras, yo sigo en restauracion con mi Padre Dios yquiero honrarlo estando feliz y dedicada a mi hija y hogar, hace un año que mi esposo esta ausente, ahora que conozco la palabra de Dios, lo amo, respeto y sigo fiel a mi pacto.
    Me enfoco en la felicidad de mi hija, me gusta verla sonreir y me lleno de gozo cuando en nuestra iglesia canta conmigo, reza el padre nuestro, se hinca, da la paz y oramos para dar gracias a la hr. De la comida, para dormir y al despertar, ella tiene 2 añitos y estoy maravillada de ver como nos imitan, quiero ser un buen ejemplo para ella, no es fácil ya que mi esposo se aleja, regresa, quiere llevarla a convivir con la otra persona, soy amable con él y le pido que vea por nuestra pequeña, el se molesto la ultima vez que hablamos porque nuevamente le pedi de favor que no lo hiciera ya que no es lo mejor para ella, él dice que no les pasa nada ya que la otra persona tiene un hijo y convive con su papá y con mi esposo, desde ahi no ha venido a verla. He reconocido mis errores y me arrepiento, por eso se que este momento es cosecha de lo que sembre años atras, y se que mi Padre es misericordioso,
    Yo sigo firme a mi pacto y creo en mi Padre Dios, se que Él tiene todo bajo control.
    Bendiciones a todos.

      1. Asi es, asi me senti y siento en ocasiones, pero se que debo seguir firme, yo veo un milagro en mí, mi Padre Dios me saco de mi necedad, abrio mios ojos y oidos, Gloria a Dios.

  8. Doy gracias a Dios por compartirnos éste texto, reconozco que peleaba con mi Esposo muy seguido enfrente de mis hijos. Cuándo él se fue de casa y mis hijos vieron todo, pude ver el dolor tan grande que les hemos causado. Pero pedí perdón a Dios y le di la espalda a la contienda, el tiempo que estuvo mi esposo en casa de nuevo, No volví a discutir con mi Esposo enfrente de ellos, no importaba lo que él me dijera.

    Éstas semanas de ayuno han sido de gran Bendición y revelación, he puesto los ojos en mis hijos y justo en sanar su corazón por medio de Jesucristo. Mi esposo volvió a irse hace ya una semana, pero hemos transformado la tristeza en gozo, damos Gloria a Dios por eso. Ahora entiendo que Dios nos da lo que necesitamos, No lo que queremos y estamos gozando de la Paz que él nos da.

    Á mis hijos les he pedido perdón y les he dicho qué Papá y Mamá podemos fallarle, pero qué su confianza debe estar en Dios porque él nunca les fallará y que siempre estará con ellos.

    Mi esposo por el momento ha dado la espalda a Dios y está viviendo en desorden, le he restringido por el momento las visitas a nuestros hijos, pero no sé si esto es agradable a los ojos de Dios. Sigo orando y leyendo su Palabra esperando su instrucción.

    Valoro grandemente su consejo, sean bendecidos.

    1. Dios te bendiga Mayra. Si hay algún tipo de violencia es mejor la distancia. Pero no demos lugar a que los niños se formen un concepto erróneo de papá, entendiendo que ambos padres son responsables de las discusiones. Crece en el amor de Dios y ya no seas iracunda. El señor pondrá restauración, en el nombre de Jesús. Amén.

  9. Mi esposo si llego a golpearme, incluso estuvo a punto de matarme. Por consejos de mis Pastores le pedí que se fuera de la casa y que se acercara a los pastores pues el también asistía a la iglesia conmigo. El no se fue hasta que encontró a su exnovia y se fue a vivir con ella, quién se divorció de su esposo. La intención de que se fuera no era esa, sino que sanaramos para volver a estar juntos. Pues mis hijos sufrieron al vernos pelear y sufren al no ver a su papá porque ellos claramente le dijeron que no quería ir a pasear con la otra mujer y mucho menos a la casa donde vive con ella. La reacción de mi esposo fue «Ahh si no quieren convivir con ella, olvidence de mi» y desde entonces los ve muy poco. Duele saber que con mis hijos no convive y con los hijos de la otra mujer si, hijos que no son de el. A mis hijos no les da dinero por gastarselo con hijos ajenos.
    Por mí parte sigo en la iglesia y me esfuerzo por enseñarles a mis hijos que Dios nunca nos abandona y que nos ama más que cualquier persona. Mi mayor anhelo que mis hijos experimenten el amor de Dios, que llena todo vacío y echa fuera todo temor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Arriba