No Más Divorcios – Testimonio de Restauración Matrimonial en Guatemala

Dios Aborrece el Divorcio

 

Divorcios no figuran en los pactos matrimoniales. Cuando el divorcio amenazo mi matrimonio, gracias a Dios pude llegar al Ministerio No Más Divorcios. Al principio todo fue incierto, pero ya no tenia más opciones. Todas mis luchas me habían llevado a buscar por todos lados una luz. Busque en paginas en redes sociales, en canales de YouTube, pero nada me daba una salida a tanto problema en mi matrimonio. Hasta que les encontré y este es mi testimonio:

15 Años de Matrimonio.

 

Nací en un hogar cristiano y conocí a mi esposo en el colegio, iniciando mi carrera. En ese momento yo no asistía a ninguna iglesia porque me había apartado.  Me dediqué a trabajar y a estudiar desde los 14 años. Mis padres siguieron asistiendo a la iglesia donde iba, siempre me enseñaron lo que es bueno y lo que es malo. Cuando conocí a mi esposo coincidimos en muchas cosas pero después de un tiempo me fui enterando de que era mujeriego. Aun así, decidimos casarnos en la iglesia de mis padres.

Herencias de Divorcio.

 

Cuando mi esposo tenía 9 años sus padres se divorciaron. Mi esposo sufrió demasiado ese divorcio y al inicio de nuestro matrimonio me hizo la promesa de que esto no  pasaria en nuestra  familia. Al poco tiempo de casados, él empezó a viajar, primero se iba los lunes y regresaba los miércoles y estaba en casa de jueves a domingos. Después se iba lunes regresaba los viernes y de pronto empezó a venir los viernes e irse los domingos por la noche. Para ese entonces teníamos nosotros algunos años de estar asistiendo a una iglesia cristiana y pertenecíamos a una célula familiar.

Las Señales de Alerta Empezaron.

 

Después de 5 años mi vida cambió drásticamente. Yo creía que era perfecta y se volvió un infierno. Los pocos momentos que estábamos juntos peleábamos, no me respetaba, siempre estaba coqueteando y sonriendo con otras personas y en muchas ocasiones me humillaba. Yo reaccionaba molesta y celosa. Me convertí en eso que la Biblia llama una mujer contenciosa, me enojaba y le reclamaba por todo.

Un día me dijo que tenía que dejar el trabajo y que ya no iba a viajar. Yo no entendía porque y empezamos a buscar trabajo. En todos los trabajos le hacían una prueba que se llama polígrafo y el fallaba en todas ellas. A un amigo en común, le pregunté porque mi esposo fallaba en los polígrafos y me dijo porque él mentía. Quise investigar más y mi sorpresa fue que la pregunta en la que mentía era si él había sido infiel a su hogar.

El Pecado de Ambos Cónyuges

 

Transcurrieron 6 meses hasta que un día llorando me dijo: tengo que decirte algo, te he estado fallando durante 2 años, te engañé con muchas personas. Yo quedé como muerta, inmediatamente tomé la mala decisión de sacarlo de casa. Él se fue a refugiar a la casa de su hermana. Los pastores estuvieron orando y hablando con nosotros por separado y en 8 días yo le perdoné y me entregué totalmente a él. Volvió a casa sin ningún problema pero poco a poco mi carácter fue cambiando, desconfiaba de todo y me di cuenta de que realmente no le había perdonado.

Cuando No Se Es Ayuda Idónea.

 

Un día mi esposo decidió irse de casa, me dijo que necesitaba pensar y que volvía en una semana. Pero pasando una semana mientras dejaba a los niños en el colegio, una vecina, se acercó y me dijo que me veía muy mal y que quería decirme algo «de parte de Dios». Me dijo que ya no sufra más, que empiece a renovar mis fuerzas porque lo que se venía no era fácil. Al principio no entendía que estaba pasando y me dijo que sus hijas vieron a mi esposo con una mujer en situaciones comprometedoras. Fue difícil para mí aceptarlo y creer. En ese momento me frustré, lloré por meses. Pasé 3 meses en los que no comía, me encerraba a llorar en el baño. Clamaba y le preguntaba a Dios ¿Por qué?  Busque libros de restauración, páginas donde pedía oración. A todo el mundo le revele su pecado.

Al Cónyuge en Pecado no le Hables de Dios, Muéstraselo.

 

Todo ese tiempo tuvimos comunicación con mi esposo solamente por WhatsApp y en relación con los niños. Yo lloraba porque prácticamente había muerto para él. En el mes de marzo, cumpliendo 3 meses desde que se fue, traté de hablarle con amor, le dije que sí podía orar por él y él me rechazó totalmente, me despreció. Dijo que con la persona con la que él estaba era feliz, que lo nuestro había muerto y que ya no volvería. Me sentí muy mal. Venía dos veces por semana a ver a los niños, yo trataba de atenderle cuando venía y él me rechazaba. Una vez recuerdo que le di un café y me dijo: -Yo podría pedirte por lo menos un café, pero no me nace decirte nada-. Frases duras y difíciles que nunca pensé que la persona con la que me había casado me podría decir.

Al mes siguiente, sucedió algo en su relación y vino buscando mi abrazo. Ese día durmió en casa. Ese día me dijo tú sabes que yo te amo, siempre te he amado y necesito que siempre estemos así, abrazados amándonos. Tú eres mi esposa. Yo me ilusioné y al día siguiente no me habló.  El domingo asistimos a la iglesia, habíamos llegado a un acuerdo,  yo iría al primer servicio de la iglesia y él al segundo y ahí le entregaría a los niños.

El Enemigo Tiende Trampas, Pero Dios Dice que no Claudiquemos.

 

Ese domingo yo llegué ilusionada y le dije: -te amo, ¿Cómo estás? ¿Cuándo vas a regresar?- Impactante para mí cuando me vio de pies a cabeza y me dijo: yo no pienso regresar. Se dio la vuelta, recogió a los niños y se fueron. ¿Cómo explicarles lo que sentí? Destrozada me subí a mi carro y conduje a una velocidad muy alta, quería estrellarme y desaparecer de una vez.

En ese tiempo hablé con los pastores para que me ayudarán pero me dijeron que si él no buscaba ayuda no nos podían ayudar.  No sabía qué más hacer. Ayunaba y oraba y no pasaba nada. Había una ausencia total de su familia, de la iglesia, de los pastores. Decidí alejarme de la iglesia, me decepcioné de todo, me revelé contra Dios. Dije -no voy a hacer nada malo pero yo ya no quiero saber nada de Dios-. He ayunado y orado… he rogado, me he humillado ante mi esposo y no logro nada.

RonnieVBCarrera del Ministerio No Más Divorcios

 

Un 15 de agosto. Agobiada y angustiada porque ya no sabía que más hacer, navegue en la Internet. Buscando citas bíblicas donde me dijeran si yo podía divorciarme y volverme a casar, fue que vino la ayuda. Fue en ese momento que encontré los videos de RonnieVBCarrera.  Vi el vídeo Resucitando Matrimonios Secos, en él Ronnie da consejos para alcanzar un matrimonio en victoria, habla de cónyuges idolatrando. Vi vídeo tras vídeo y fue ahí que caí impactada. Llevaba 9 meses llorando, humillándome, ayunando por un hombre. Entendí que eso que había estado haciendo era un gran pecado contra Dios, era idolatría.

3 días después le escribí un mensaje a Ronnie por YouTube para que me orientara y me ayudara a encontrar el camino que el Señor tenía para mí. Ronnie contestó uno de mis mensajes y me guío desde la fanpage del  Ministerio No Más Divorcios, escuchó mi caso, me apoyó constantemente, me mostró lo que la Biblia dice sobre el divorcio, me demostró que estaba en idolatría y que no estaba adorando a Dios cómo debía de ser.

Fui En pos de Dios

 

Poco a poco me fui levantando. El Señor utilizó este medio para hacerme entender el gran error en el que yo estaba. Luego se fundo la iglesia en línea En pos de Dios y ahí me quedé, ya que no tenía una iglesia. Poco a poco logré estabilizar mi vida, con mis hijos, poniendo a Dios en su lugar, en donde debió haber estado desde un principio. Ahí el Señor empezó a obrar cuando yo le di su lugar.

Mi esposo venía y no me hablaba pero ya no venía agresivo. Yo tomé la decisión de no revisar Facebook, ni WhatsApp, ni escuchar a las personas que me venían a contar algo sobre mi esposo. Tomé la actitud de ser feliz para bendecir al ausente. Empecé a orar por discernimiento en su Palabra. Pude perdonar a mi esposo y perdonar a la persona que estaba con él,  perdonar a la familia y a perdonarme yo.  Encontré una paz que no había sentido.

Tomé la actitud de ser feliz para bendecir al ausente. Empecé a orar por discernimiento en su Palabra. Pude perdonar a mi esposo. Y Dios actuó. - Anónimo Clic para tuitear

Aprendiendo a Ser Feliz con Dios.

 

Ya no me asustaba estar sola, Dios tomó el lugar que le corresponde en mi vida. Siento que Dios me ha restaurado. Sé que hay muchas áreas que todavía tengo que pulir pero decidí que Dios será siempre mi Señor.

Transcurrieron dos o tres días, después de un ayuno, mi esposo tuvo una actividad con su célula en la iglesia y se llevó a los niños. Al volver mi esposo estaba enojado con los niños porque al parecer no se habían portado bien. Cuando me habló me dijo: Necesito que vayas a inscribir a los niños al colegio. Está bien, le dije y le pregunté ¿Qué fue lo que sucedió en la iglesia? me dijo todo lo que hicieron los niños y que los regañó. Además me dijo: por favor no los vayas a regañar tú que la noche voy hablar con ellos.

La Mano de Dios ya Estaba Sobre Nosotros.

 

Por la noche, él vino, se sentó en la sala, yo me fui pero me quedé cerca escuchando. Cuando terminó de habla, me subí a mi cuarto y de repente apareció mi esposo frente a mí en la oscuridad y me abrazó y me dijo tú eres mi esposa, te amo, necesito que me ayudes a perdonarme porque yo sé que te fallé.

Al escribir estas líneas me invade la emoción que siento porque confirmo que Dios obró en lo imposible. Mi matrimonio lo había dado por muerto, había decidido dedicarme solamente al Señor y a mis hijos y que iba a orar por mi esposo para que llegue a los pies del Señor.

Enviando mi Testimonio de Restauración Personal a No Más Divorcios.

 

El día siete de diciembre tenía toda la intención de enviar mi testimonio pero por alguna razón no lo logré. Oré y le dije al Señor ¿Por qué? no entendía, le pregunté ¿quieres que escriba algo más?  Mi restauración ya está Señor, trabaja en mi matrimonio cuando quieras. Esa misma tarde no esperaba nada, mi paz era completa.

Mi esposo llegó con la mejor actitud, me saludó como antes, como cuando estaba tan enamorado de mí. Él me dijo: te amo y quiero regresar a nuestro hogar, si tú me lo permites. Me confesó todo, me pidió perdón y a nuestros hijos. Me dijo que amaba al Señor por sobre todo y que asistiría conmigo a la iglesia en donde empecé a congregarme yo. Yo estuve en silencio total. Dentro de mí una gran felicidad llegó, porque Dios cumplió sus promesas y bendijo mi obediencia.

Agradezco a Dios y a sus Siervos.

 

El señor es fiel, pongan al Señor en primer lugar en su vida perdonen lo imperdonable. Hoy día las cosas no son color de rosa, pero yo pongo mi mejor intención de amar de forma perfecta. Seamos imitadores de Jesús pues sin nosotros merecer su perdón, fue a la cruz y murió por nosotros. Jesús nos redimió. Le doy Gracias nuevamente a este Ministerio y a este hombre utilizado por Dios: RonnieVBCarrera y a todas las personas que le apoyan  desde En pos de Dios y el Ministerio No Más Divorcios, por trabajar arduamente en enseñar la palabra. Mi agradecimiento también a Débora Schoenberger por ser tan especial.

Mi Consejo Para Ti.

 

A los que estén pasando por divorcio, adulterio o idolatría yo les animo para que sigan adelante en el camino del Señor. Vayan obedeciendo y cumpliendo el pacto que hicieron al momento de casarse. Bendiciendo a sus cónyuges, perdonando todos los días, agradeciendo al Señor por todo lo que tienen. La felicidad solo viene de Dios. La gloria sea para Él. Amén.

 

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

Este testimonio es anónimo. Fue escrito por una seguidora del  Ministerio No Más Divorcios  

Este artículo procede del Ministerio No Más Divorcios  de En Pos de Dios. El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. Agradecemos su integridad al citar la fuente, en respeto a nuestros derechos de autor.

 

El Abrazo de Dios, El abrazo Más Dulce

El Peor Momento de tu Vida

 

El abrazo de Dios es lo mejor que puede pasarte. Pero todo confabula para que nos perdamos de tan preciosa experiencia. Recuerdo que de niña experimentaba una reconfortante sensación al llegar a mi cama por la noche, sin duda era Dios. Con el tiempo se fueron terminando esos momentos. Es como que le subieran el volumen a un ruido que no nos permite entrar en sintonía con Dios.

Expuestos en un mundo materialista y ruidoso

Todos estamos expuestos a diversas experiencias. Expuestos a vivir todo tipo de emociones, algunas pasajeras y otras que nos marcan, a veces para toda la vida. Momentos que nos hacen felices. Otros tantos que nos causan dolor pero dejan grandes aprendizajes. Es en los momentos en que meditamos acerca de ¿Cuál es el peor momento que has atravesado en tu vida? ¿Será cuando lloraste por una pérdida? o Cuando te alcanzaron las consecuencias de tus decisiones. Tal vez cuando te defraudaron aquellos en quienes confiabas. O cuando el fracaso tocó a tu puerta.

Y es que hay situaciones que en su oportunidad parecían ser lo más desastroso que nos había pasado. Pero, por difíciles que sean las circunstancias, lo peor que nos puede pasar, es vivir separados de Dios por la corrupción que produce el pecado. La peor tragedia que podemos experimentar es vivir presos en nuestros delitos y pecados e ignorantes.

Jesús Nos Rescata

 

«Y los traeré, y habitarán en medio de Jerusalén; y me serán por pueblo, y yo seré a ellos por Dios en verdad y en justicia». Zacarías 8:8 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Solo piénsalo, hubo un hombre quien, en las últimas doce horas de su vida, enfrentó todos los dolores imaginables. Desde la traición de los suyos, un juicio injusto, dolor físico al extremo, burla sin medida. Pero estos padecimientos no lo tomaron por sorpresa. Claro, estamos hablando de Jesús. Él, quien seguramente había previsto cada uno de esos dolores. Pero cuando dijo las palabras -Dios mío, Dios mío ¿por qué me has desamparado-, expresa con terrible desesperación la soledad que le produjo experimentar por primera y única vez su separación de Su Padre al momento de cargar con un pecado que no era suyo.

«Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados». 1 Pedro 2:24 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Solemos ser ingratos con quien es lo máximo

 

Para nosotros puede volverse cotidiano tratar de sustituir el amor incondicional de Dios al priorizar un deleite momentáneo. Dar la espalda a su propósito, distraerse con un ídolo, ya sea el trabajo, el ministerio, el cónyuge o una adicción. Ese preciso momento en que le damos lugar a la trampa de una mentira, a un pensamiento. Cuando decidimos conscientemente evadir nuestras responsabilidades. O simplemente quedarse dormitando cuando hay trabajo que hacer. Ese es el peor momento, al menos para aquellos que anhelamos con todo nuestro corazón agradar a nuestro Padre Celestial.

«Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados». Romanos 8:28 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Pero es en ese momento preciso, cuando Dios que se deleita en rescatarnos, nos trae de regreso, nos muestra su gracia, de nuevo extiende su mano, otra vez nos rescata de nosotros mismos; transforma nuestra miseria en bienestar, nuestra amargura en un dulce respiro y nuestra prisión en un abrazo que lo cura todo.

«Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de Él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos». Isaías 53:3 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

El Perfecto Amor

 

Su amor nos levanta y nos da otra oportunidad. ¿Has visto cuanto amor? ¿Te das cuanta misericordia? Me abruma Su obstinado amor. No lo comprendo pero lo tomo y lo agradezco y suplico no volver a propiciar otro amargo momento lejos de Él.

Me abruma Su obstinado amor. No lo comprendo pero lo tomo y lo agradezco y suplico no volver a propiciar otro amargo momento lejos de Él. @LilySanchezDC Clic para tuitear

El abrazo de Dios

Gracia es que Dios me amara en mi peor momento, cuando ignoré su voz por tener toda mi atención en un deleite temporal.

«Si fuéremos infieles, él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo». 2 Timoteo 2:13 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

¿Ya identificaste el deleite que te aparta de ser feliz con tu Dios?

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

Liliana Sánchez de Cerón escribe para No Más Divorcios, es maestra de educación cristiana, y es miembro activa de la Iglesia Maranatha, San Salvador, El Salvador. Puedes seguirle en Twitter @LilySanchezDC

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios . El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. Agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Idolatría: Asesino silencioso de matrimonios

La idolatría va a destruir tu matrimonio y toda tu vida.

Por Dr. Lourdes A. Sandoval

«He comprobado que el mayor destructor de matrimonios no es la infidelidad, el mayor destructor de matrimonios es la idolatría».  RonnieVBCarrera

Quiero compartir este relato. Si bien no es referente a mi restauración matrimonial, definitivamente si fue determinante para mi restauración personal . Dios fue muy claro, cuando escuché y vi el calvario de esta mujer.

«Y habrá en ti cesación de tu heredad, la cual yo te dí, y te haré servir á tus enemigos en tierra que no conociste; porque fuego habéis encendido en mi furor, para siempre arderá». Jeremías 17:4 Reina-Valera Antigua (RVA)

No Más Idolatría – #NoMásIdolatría

 

Conozco, desde hace varios años, a una mujer que hoy día cuenta con 60 años de edad. Con una hija de 28 y un hijo de 30, de su matrimonio, no supo encontrar la felicidad. Hace 20 años se divorció tras la infidelidad de su esposo.

«Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová». Jeremías 17:5

Todas sus opciones de ser feliz estaban fundadas en su esposo. Ya antes del divorcio ella cayó en una severa depresión. Ese estado la lleva a una internación en un hospital psiquiátrico. Fue internada luego de incapacitarla permanentemente. Su hija tiene que abandonar sus estudios para ir a trabajar para poder sostener a la familia. Papá, hastiado por la actitud de su esposa, estará totalmente ausente en este proceso.

Todas sus opciones de ser feliz estaban fundadas en su esposo. Ya antes del divorcio ella cayó en una severa depresión. - @draamador #NoMásIdolatría Clic para tuitear

Las acechanzas del enemigo.

 

Pasó el tiempo y hace una semana me enteré que nuevamente está internada en el hospital psiquiátrico tras dejar de comer. Ella no duerme. Sus días se van en llorar por el esposo ausente. Sólo pide que su matrimonio sea como antes y que aquel hombre cambie y la quiera de nuevo, lo cual me dejó sin palabras.

«Pues será como la retama en el desierto, y no verá cuando viniere el bien; sino que morará en las securas en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada». Jeremías 17:6

Lo primero que pensé (siendo médico) es ¿A qué grado una persona puede abandonarse para posteriormente tener un padecimiento mental irreversible? Dicho padecimiento requiere medicación, internación y el mismo incapacita su vida. Después pensé: ¿Qué sería de mi vida si yo idolatrara a ese grado de abandono propio, a mi esposo ausente? Si somos realistas a cualquiera podría pasarle. Mis cuestionamientos continuaron: ¿Qué sería de  mis hijos? ¿Qué les estaría heredando? ¿Truncar su futuro académico? ¿Drogas, alcohol, promiscuidad tal vez?

Aquella mujer me dolió profundamente. Es seguro que durante su matrimonio vivía en idolatría. Es seguro también que esa idolatría la llevó a un divorcio. Ella nunca se dio cuenta de que Dios  debía ser lo primero en su vida, tal vez si eso hubiera pasado, ahora no estaría donde está.

«Y respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: A tu Señor Dios adorarás, y á él solo servirás». Lucas 4:8

Tenemos que levantar nuestras voces.

 

Ojalá muchas mujeres y hombres, que al igual que yo, vivimos un proceso de separación matrimonial, logren entender que si Dios no es el centro, eje, norte, guía y roca firme, en sus vidas, antes que cualquier persona o cosa, nunca podrán ser felices.

Yo hoy más que nunca confío, le creo y espero, pues Él nunca falla.

Nuestra oración es que toda tu obra sea agradable a Dios.

«Por lo demás, hermanos míos, confortaos en el Señor, y en la potencia de su fortaleza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.». Efesios 6:10-11 RVA

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

Lourdes A. Sandoval es esposa, madre y medico general. Ella escribe para No Más Divorcios  y puedes seguirla en Twitter como @draamador 

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios  de En Pos de Dios. El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. Agradecemos su integridad al citar la fuente, en respeto a nuestros derechos de autor.

Acabando la Carrera

Acabando la Carrera

Por Michelle Marí López

 

Librando la buena batalla, acabando la carrera, es algo que el apóstol Pablo le encargó a Timoteo.

Practique atletismo por casi quince años. Quince años podrían parecer muchos, de hecho lo son, pero a pesar de todo ese tiempo hubo algo que, aunque siempre supe de oídas, logré entender y aplicar tan tarde como en los últimos cuatro años de mi vida como atleta.

 

De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven.

Job 42:5 Reina-Valera Antigua (RVA)

 

Se requiere resistencia para mejorar aunque tu especialidad sea en carreras de media distancia. Yo me negaba a ir más allá. No lo hacía porque dolía, me agotaba, me sacaba de mi zona cómoda. Entonces, cuando por fin entendí y decidí aplicar ese principio, todo dio un giro que no esperaba.

Debes salir de tu zona de comodidad

 

Salir de mi zona de confort dolió mucho y en muchos aspectos. Me agoté más, mil veces pensé que no podría, pero había una meta. Cuando decidí pasar el proceso de adquirir resistencia, todo mi ser mejoró. Luego de dar aquel paso me hice más fuerte y vinieron mis mejores momentos como atleta.

He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida. 2 Timoteo 4:7-8 Reina-Valera 1960

Miro esto ahora y pienso en el caminar en Cristo: sabemos lo que tenemos que hacer, lo oímos, lo leemos, sabemos que es lo mejor pero qué difícil es practicarlo, no queremos exponernos al dolor de lo que implica pasar por la prueba y adquirir esa resistencia. Es increible como buscamos mil formas de evitarlo, pero a la larga es lo que tenemos que hacer.

El proceso duro produce resistencia

El proceso produce resistencia, nos hace fuertes, sacamos lo mejor de nosotros en ese intento, conocemos capacidades que ni siquiera sabíamos que teníamos. En el momento que decidimos someternos al proceso, comenzamos a adquirir la resistencia y al final no habrá más que una victoria que jamás habías experimentado porque nos tardamos demasiado en decidir decir sí a un poco de dolor y sacrificio.

En el momento que decidimos someternos al proceso, comenzamos a adquirir la resistencia y al final no habrá más que una victoria que jamás habías experimentado porque nos tardamos demasiado en decidir el decir sí a un poco de dolor… Clic para tuitear

Al final todo habrá valido la pena, porque lo que viene con sacrificio siempre es lo mejor.

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Romanos 8:28 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

 

 

Michelle Marí López  escribe para No Más Divorcios, ella es atleta y Consejera de Rehabilitación. Puedes seguirle en Twitter @Michellemaril

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios . El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. Agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Por mi Culpa mis Papás Llegaron al Divorcio

Cómo Ven los Niños al Divorcio.

 

Algo a lo  que los niños le temen más que los adultos es al divorcio. Tomemos muy en serio el corazón de los más pequeños de los hijos de Dios.

Soy maestra desde hace cinco años. He visto crecer a muchos pequeños y cada año es diferente. Cada grupo tiene sus particularidades. Este año ha sido peculiarmente  difícil. La crisis dentro de las familias es evidente y cada vez es más aguda. Este año ha marcado mi corazón de manera intensa.

Era un día común y corriente. Un día de clases, nueve de la mañana. Me encontraba impartiendo la clase de Educación Cristiana. En un salón de primaria  y conversábamos sobre el propósito de Dios para la familia y como la familia de Jesús fue formada. Hablamos del anuncio de su nacimiento, la visita de un ángel y la sorprendente respuesta de la joven María. Leímos que su prometido José estuvo a punto de romper su compromiso.

He impartido esta clase durante años y nunca me habían preguntado ¿Por qué José quiso marcharse? Fue difícil explicar que en ese tiempo era considerado un delito el concebir y dar a luz un bebé fuera del matrimonio.

 

Niños Abriendo su Corazón

 

 

Uno de mis pequeños estudiantes comento: -pero ahora si se puede, ¿verdad maestra? ¿no hay problema con que una mujer tenga a un niño sola? -a lo que respondí- -Dios anhela que todos los bebés nazcan con una mamá y un papá. Él diseñó a la familia para proteger a los más pequeños, mientras crecen; todo niño necesita a su mamá y a su papá. -Esta respuesta desató uno de los momentos más difíciles de mi carrera como docente-.

El pequeño Jorge, fue el primero en alzar su mano y comentar: -entonces mi familia no es como Dios quiere, mis papás se separaron hace varios años, mi mamá sacó sus cosas a la calle y se gritaron tan fuerte que yo tuve que correr a mi cuarto, porque tuve mucho miedo.

Al terminar Jorge,  Marcela agregó: -mis papás se divorciaron hace cinco años, y todo fue mi culpa.

No había terminado de hablar Marcela y casi interrumpiéndole, Pedro dijo: -mis papás se aman pero ya no quieren estar juntos, ya no sé cómo explicarles, que yo deseo que estemos juntos.

Sin pedir la palabra Gustavo comenzó a llorar y expresó: -mi papá se fue hace tres años, ya tiene otro hijo, por eso ya no me quiere a mí.

 

Por si no lo sabias, el corazón de un niño también se derrumba

 

No hubo forma de detener ese triste momento que estaban sufriendo mis niños. Yo no terminaba de procesar lo que había escuchado. Clara interrumpió, nuevamente, diciendo: -yo tenía tres años cuando escuché a mi mamá decirle a mi papá que quería el divorcio, todavía lo gritan cada vez que pelean.

De nuevo intenté detenerlos, no era mi intención entrar en la intimidad de sus familias, pero Mónica me dijo con firmeza: -Maestra, ellos necesitan decirle a alguien como se sienten. -Me quedé con la boca abierta al ver la gran necesidad que había en el corazón de todos ellos-.

 

Dios dice que lo que hacemos a los pequeños a Él se lo hacemos

 

Acto seguido, abandonaron sus escritorios y me rodearon, formando un circulo. Les pedí inclinar su rostro para orar juntos. Al ver que nos disponíamos a orar, Daniel nos contó -yo no oraba hasta que mi papá se fue de casa. He orado durante tres años y no pasa nada. ¿Tengo que dejar de orar para que vuelva? -Pensé ¿Cómo les respondo? ¿Cómo les explico que Dios es Todopoderoso y soberano? Y que en los asuntos de grandes (como ellos nos llaman) ellos no pueden influir, pero que no deben dejar de confiar en Dios-. Hablarles de la soberanía de Dios es complicado, bajo esas circunstancias.

Oramos, lloramos y nos abrazamos. El timbre para salir a recreo sonó. Ninguno de ellos se movía y Natalia alzó su manita mientras decía: -mis papás están divorciados desde hace cuatro años, yo era mucho más pequeña entonces. Peleaban todos los días, pero lo peor fue un día que iríamos al supermercado. Ese día yo me demoré en salir y esto enojó a mi papá. Comenzaron a discutir otra vez; se gritaron, se empujaron uno al otro, les pedí que no pelearan más, lloré hasta quedarme dormida. Al día siguiente mi mami tenía nuestras maletas listas, iríamos a vivir con mi abuela. Natalia cerró diciendo -Si yo no me hubiera tardado tanto aquel día.  -Mientras sollozaba-.

Me Rompió el Corazón.

 

Mamá y papá que lees esta experiencia, ¿Sabes cuánto marca a tus hijos tus discusiones? ¿Tienes una idea de cómo están sufriendo tus pequeños? La idea del divorcio les somete a estrés. ¿Entiendes que el divorcio no es la voluntad de Dios?

Muchos de nosotros hemos olvidado a los más cercanos mientras resolvemos nuestros conflictos personales y matrimoniales. Hemos dejado de ver el rostro triste de quien nos fue entregado, por Dios, para cuidar.

¿Estas acercando a tus hijos al Señor mientras la tormenta azota tu hogar? @LilySanchezDC Clic para tuitear

Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.  Mateo 19:14

¿Estas acercando a tus hijos al Señor mientras la tormenta azota tu hogar? O ¿Se lo estás impidiendo al solo dejarlo ver tu sufrimiento, amargura e ira, mientras buscas el divorcio?

Deseamos que esta reflexión bendiga tu vida. Te invitamos a que te suscribas a nuestro boletín. Puedes hacerlo Pulsando Aquí.

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

Liliana Sánchez de Cerón escribe para No Más Divorcios, es maestra de educación cristiana, y es miembro activa de la Iglesia Maranatha, San Salvador, El Salvador. Puedes seguirle en Twitter @LilySanchezDC

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios . El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. Agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Esposa Frente al Espejo

Esposa: Examina tu Corazón

Por Lennys de Melean

 

Esposa frente al espejo, un concepto que habla de examinarte tú misma. Siempre me consideré una buena esposa, emprendedora, luchadora, buena madre. Con ciertos defectos pero, vamos, nadie es perfecto. Cuando mi esposo me manifestó su adulterio, con la idea de abandonar nuestro hogar, sentí que mi mundo se destruía. Lo que más recuerdo de todo aquello, es lo que pensé de él: que estúpido e injusto me parecía él… perder a su esposa que le había dado todo, por una mujer que… en fin, ustedes conseguirán mil y un calificativo para darle a una mujer que se preste a destruir un matrimonio.

Esposa: conoce a Jesús

 

Pasado un corto tiempo tuve la dicha de conocer a mi Señor y Salvador Jesucristo, y cuando escribo Salvador, lo hago literalmente convencida de que Él es mi todo. Él llegó a mi vida como mi súper héroe, vino a darme todo aquello que yo necesitaba, consuelo, amor, dignificación, en fin.

Él (Jesús) llegó a mi vida como mi súper héroe, vino a darme todo aquello que yo necesitaba, consuelo, amor, dignificación, en fin. @LennysMelean Clic para tuitear

Pasando los días, suavemente me llevaba de la mano hacia el comienzo de la verdadera restauración; Él me dijo con voz casi audible: –Yo no tengo problema con tu esposo, es contigo con quien voy a trabajar. Voy a hacer de ti, la esposa que ese hombre necesita. A lo que sorprendida conteste -¿Qué dices Señor? – Yo estaba alarmada, alterada. -¿Cómo me dices eso? mi esposo es un adúltero, pecador, desconsiderado, nos abandonó sin importarle nada, tú debes hacer que él pague su pecado. Mi esposo y aquella mujer tienen que arrepentirse por haberle hecho eso a tu hija!

Esposa: Dios trabaja en silencio

 

Dios guardo silencio…un largo silencio, yo sabía que nuestra conversación no había terminado, sentía su mirada amorosa pero firme sobre mí, como esperando una respuesta… la correcta.

Poco a poco comencé a comprender lo que Él me estaba diciendo; comencé a entender que esa imagen que yo me había hecho de mi misma era totalmente inexistente, además de que me hacía mucho daño y me incapacitaba para perdonar a mi esposo y a aquella mujer. A medida que me iba mirando en el espejo sus calificativos iban siendo más considerados y con cierta misericordia. Cabe destacar que no era que el Señor me estaba culpando a mí y convirtiéndome en un monstruo y a ellos en mis víctimas, no, para nada. Simplemente me mostraba cada día, con amor y con paciencia, que todos los seres humanos, sin Él, somos simplemente seres despreciables, egoístas e incapaces de amar.

Esposa: Renueva tu Forma de Pensar

 

Parte de tu restauración la llevará Dios a cabo, frente al espejo. Él (su Palabra) te llevará a aborrecer todo lo que tú eras, para convertirte en un nuevo ser. Pasaras a ser una nueva criatura que manifieste sus virtudes: amor, perdón, misericordia. Todo aquello que la vieja naturaleza nos impide hacer por estar contaminada de pecado, orgullo, soberbia. Él te ensañará a caminar por fe. La fe que viene de conocer su voluntad por medio de su Palabra. No veas las circunstancias que te rodean. Sólo así podrás salir del foso profundo donde te quiso sumergir el enemigo, la cueva del dolor, el desprecio y el abandono.

 

Si en verdad cumplís vosotros la ley real, conforme á la Escritura: Amarás á tu prójimo como á ti mismo, bien hacéis. Santiago 2:8 Reina-Valera Antigua (RVA)

Esposa: tú eres la niña de los ojos de Dios

 

Eres una hija o hijo de Rey. Recuerda siempre que las leyes y estatutos de este Reino son totalmente diferentes a las de este mundo. Debes renovar tu manera de pensar para que cambie tu manera de vivir. ¡Comienza ya! Diariamente párate frente al espejo y dile al Espíritu Santo: muéstrame cuan desarreglada estoy y llena de belleza mi rostro, como sólo Tú sabes hacerlo.

«Porque si alguno oye la palabra, y no la pone por obra, este tal es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se consideró á sí mismo, y se fué, y luego se olvidó qué tal era. Mas el que hubiere mirado atentamente en la perfecta ley, que es la de la libertad, y perseverado en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, este tal será bienaventurado en su hecho». Santiago 1:23-25 Reina-Valera Antigua (RVA)

—-¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!—-

Lennys de Melean escribe sobre restauración matrimonial para No Más Divorcios desde julio del 2013. Lennys es una activa intercesora en su iglesia Casa de Oración en Maracaibo, Estado Zulia, Venezuela. Puedes seguirla en Twitter @LennysMelean

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios 
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Secreto de los 80 años de matrimonio

El secreto para llegar a los 80 años de matrimonio es poner a Dios primero

 

Unidos Toda La Vida
80 años de matrimonio de Donald y Vivian Hart.

 

Una pareja de Michigan está celebrando un gran acontecimiento: 80 años de matrimonio.

Donald y Vivian Hart, ambos de 99 años de edad, se casaron en 1937. Se conocieron en la iglesia y han estado enamorados desde entonces.

Su encuentro casual ocurrió después de un servicio del domingo por la mañana cuando Vivian y sus amigos, los que vivían fuera de la ciudad, necesitaban ayuda para llegar a sus respectivas casas.

Donald y Vivian Hart, ambos de 99 años de edad, se casaron en 1937. Se conocieron en la iglesia y han estado enamorados desde entonces. #NoMásDivorcios Clic para tuitear

Donald se ofreció y los acompañó a donde necesitaban ir.

Unidos Toda La Vida
80 años de matrimonio Hart

«Sólo íbamos a caminar un poco aquel día, luego nos detuvimos, y terminamos juntos todo el camino», dijo Vivian.

Ocho décadas más tarde, la familia y los amigos se reunieron en la residencia de los Hart, para celebrar con la pareja, que compartió su secreto de un matrimonio exitoso.

Nuestro consejo para tu matrimonio

 

«Asegúrese de que la relación sea honesta, trate de hacer lo que es correcto a los ojos de Dios», dice Donald. «Es bueno reírse juntos, divertirse entre sí, pero no hacer bromas a expensas del otro».

La blanda respuesta quita la ira: Mas la palabra áspera hace subir el furor. La lengua de los sabios adornará la sabiduría: Mas la boca de los necios hablará sandeces. Proverbios 15:1-2 Reina-Valera Antigua (RVA)

Unidos Toda La Vida
80 años de matrimonio Hart

Vivian dice: «Siempre asegúrese de poner a Dios en primer lugar en su vida. Siempre estar dispuesto a ayudar y estar alerta a su cónyuge. Nosotros tenemos oración todos los días juntos por la mañana y por la noche».

Y él respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y de todas tus fuerzas, y de todo tu entendimiento; y á tu prójimo como á ti mismo. Lucas 10:27

 

—-¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!—-
Puedes seguirnos y compartir en Twitter @nomasdivorcios

Matrimonio, un lindo jardín.

 Cuida tu matrimonio

 

Por: Allyson Manrique de Cepeda
Un matrimonio es como un jardín protegido puro e inalterado.  Pero el diablo mira hacia adentro del matrimonio, con ganas de venir y destruirlo. Así que todo aquel que valora su jardín construye fuertes muros a su alrededor como una muralla. Y a menudo, hay otras defensas también. Las amenazas en sí mismas se pueden reducir en gran medida.
Con esfuerzo constante y el compromiso de proteger y defender el territorio a cualquier precio, defensas fuertes pueden ser construidas para soportar las fuerzas desplegadas contra tu matrimonio.

Toma la iniciativa

Tú debes tomar la iniciativa para defender tu matrimonio, para defender tu territorio que establecieron con tu cónyuge y Dios. Es importante defender a tu cónyuge, que este sea tu enfoque en este mundo. Configurar las coberturas en conjunto, los límites que les ayudan a definir sus medidas de seguridad necesarias, y aprender a decir no a las situaciones que puedan poner en peligro su cobertura.

Orando creas campos de defensa

 

Al pensar en las defensas de hoy, pide a Dios revele dónde están tus puntos débiles y los de tu cónyuge, e idea algunas maneras de ayudar unos a otros a defender su «jardín» juntos.
Atrapen todos las zorritas, esas zorras pequeñas, antes de que arruinen el viñedo del amor, ¡porque las vides están floreciendo ! Cantar de los Cantares ‭2:15‬ ‭

Las pequeñas zorras son problemas que no vemos

 

Las pequeñas zorras son astutas, nunca roban de día. Las zorritas roban de noche, cuando dormimos. Estas zorritas destruyen nuestros viñedos y actúan forma diferente de las zorras adultas. Ellas socavan las plantas porque no alcanzan los frutos.  Y con esto condenan las plantas a no dar más fruto. De ahí que son más peligrosas.
Estas pequeñas zorras, representan áreas de nuestra vida que no hemos sometido al Señor. Áreas que pueden no ser pecados obvios, sino aquellos que pasamos por alto con facilidad. Ejemplo es: el miedo, el temor, malos pensamientos, malas actitudes, débiles auto estimas, celos.

Pidamos sabiduría

 

Pidamos a Dios sabiduría y que nos revele cuales son aquellas zorritas emocionales a las que , sin saber, podemos dar cabida y permitir que nos destruyan; levantemos muros, cuidemos y defendamos nuestro pacto, nuestro matrimonio, nuestro jardín.

—-¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!—-

 

Allyson Manrique de Cepeda escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @AllysonManrique
Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios 
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. En  caso de compartir, agradecemos tu integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.